La oposición de Juntos por el Cambio, aliada en este caso al Interbloque Federal, no reunió este jueves el quórum en la Cámara de Diputados para tratar el proyecto de Biocombustibles. La norma pretende una prórroga hasta 2024 del régimen existente, que vence en mayo, y que había sido aprobada por unanimidad el año pasado en el Senado.

El número de bancas de los dos espacios opositores sumados parecía potable, 126, acercandose a los 129 necesarios para comenzar una sesión especial. Incluso fue el motivo por el cual el lunes pasado el Secretario de Energía, Darío Martínez, expuso la visión de la Casa Rosada sobre el sector en la Comisión que trata el tema energético. Sin embargo, en el intento de hoy, sólo pudieron juntar 114 diputados. Si bien el presidente de la Cámara abrió la sesión en minoría con 108, hubo seis que se sumaron más tarde por resultados de test de Covid 19 retrasados.

Los ausentes en el interbloque que preside Mario Negri fueron 12. Sobre ese número, la mitad pertenecen a provincias de la Patagonia. Son provincias cuya actividad económica principal es la explotación petrolera. Pegaron el faltazo en Cambiemos Francisco Sánchez (Neuquén), Ignacio Torres y Gustavo Menna (Chubut), Federico Frigerio (Tierra del Fuego), Lorena Matzen (Río Negro) y Roxana Reyes (Santa Cruz).

También se ausentaron otros que, según informaron desde el bloque “no se pudieron conectar.

Otra ausencia llamativa fue la del titular del Interbloque Federal, Eduardo “Bali” Bucca. En diálogo con Tiempo, el diputado sostuvo que “está escuchando, intercambiando ideas respecto a lo que sería una nueva ley de biocombustibles, que contemple los intereses del sector y que haga una política de valor agregado hacia el interior del país”.

“Me interesa la provincia de Buenos Aires como una región prioritaria y por supuesto resguardando todas las normas ambientales. Aspiro a que podamos llegar a un entendimiento superador al que se pretende prorrogar”, agregó el bonaerense.

En el recinto tuvieron protagonismo dos presidentes de bloques que comparten representación en su provincia: Córdoba, una de las 10 productoras de biocombustibles en el país. De esta manera, Negri admitió: “Sabíamos que era difícil alcanzar el quórum. No tenemos el número de por sí. Pero hay un enorme interrogante sobre cuál es la razón de la tardanza en poner una solución a esta inestabilidad para el sector”.

En ese marco, recordó que “la Ley 26.093 había sido aprobada en 2006 en tiempos de Néstor Kirchner y la Argentina fue entonces uno de los primeros países que se ocupó de esa industria que aceleradamente fue creciendo”. El otro orador fue Carlos Gutiérrez, del Córdoba Federal. Aclaró que la convocatoria no “vino a sumar a los biocombustibles a la pelea de la grieta. Hemos cumplido cabalmente desde el interbloque con el compromiso de venir a defender la Ley de Biocombustibles”.

El diputado que responde políticamente al gobernador Juan Schiaretti manifestó no tener “nada contra las provincias petroleras. Le reconocemos el derecho constitucional de sus regalías”, pero enfatizó que “Córdoba este año vuelve a poner en las arcas nacionales 3 mil millones de dólares en conceptos de retenciones agropecuarias”.

Desde Consenso Federal, su titular Alejandro “Topo” Rodríguez, volvió a criticar duramente al oficialismo. Recordó que una vez aprobada la prórroga en el Senado, el nuevo presidente de la Comisión de Energía y Combustibles en Diputados, Omar Félix, anticipó que “esa ley que aprobaron por unanimidad del Senado era una mala ley’”. Rodríguez agregó que “la justificación de por qué era una mala ley es que supuestamente perjudicaba a la industria petrolera”.

Doble frustración.  

Finalizada la convocatoria por Biocombustibles, a las 14 Juntos por el Cambio llamó a otra sesión especial para tratar Ganancias y Monotributo. Son dos proyectos que el oficialismo tratará el sábado, ya que fueron propuestas del gobierno que pretenden mostrar como una victoria. Con mucho menos número, Cambiemos logró juntar 101 diputados y contó con el apoyo de los dos legisladores del Frente de Izquierda.

Muy brevemente, en expresión en minoría, Negri hizo alusión en el recinto a la convocatoria a sesionar el sábado 26 por parte del presidente del cuerpo Sergio Massa y del bloque oficialista. “No se sesiona en la Argentina un día sábado desde la crisis de 2002-dijo-. En la gestión de Julián Domínguez se hizo un homenaje a los miembros que juzgaron a la Junta Militar, pero no se realiza una sesión para tratar leyes desde 2002. Quizás el gobierno crea que estamos como en 2002 y no lo quiera decir, pero no veo motivo para que se convoque a un sábado”.

“Además-remarcó Negri-hay un agregado. Argentina es un país con libertad religiosa, reina la concordia entre los credos. Hubo diputados del oficialismo y de la oposición que mandaron cartas al presidente de la cámara para manifestarle que el sábado próximo es la pascua judía. Desde Presidencia se les respondió que sesionaran por zoom desde sus hogares. Me pregunto: ¿si este fin de semana fuera la pascua