A un mes y diez días de la desaparición de Santiago Maldonado, masiva marcha de por medio, las fuerzas políticas tuvieron que replantear su discurso en medio de la campaña electoral hacia las elecciones legislativas de octubre próximo. La intensa rueda de versiones falsas y la reafirmación de la hipótesis de la desaparición forzada, sostenida desde un primer momento por la familia y los testigos de la causa, dibujaron un nuevo escenario.

Mientras Unidad Ciudadana y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) denunciaron desde un primer momento la desaparición del joven a manos de la Gendarmería en sus actos proselitistas. Fue una forma de propalar el reclamo de la familia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cambiemos, en palabra de la candidata del espacio que más votos sacó en las PASO, Elisa Carrió, sugirió que la desaparición de Maldonado podría ser un “invento del kirchnerismo”. En tanto, el massismo, zigzagueó según fue cambiando el humor social.

El candidato a senador por el oficialismo en la Provincia, Esteban Bullrich, pasó del silencio a admitir que se puede hablar del caso en las escuelas, tras la iniciativa del gremio docente que su colega de Ciudad, Soledad Acuña, condenó en duros términos. “Me parece muy bien que el caso Maldonado llegue a las escuelas, es un tema de coyuntura. Si queremos formar ciudadanos, tenemos que formarlos también generando pensamiento crítico y debate sobre los temas de coyuntura”, dijo el jueves. Incluso, se opuso al funcionario a cargo del área de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien impulsó el criticado hashtag #ConMisHijosNo.

Esa intervención, sin embargo, no alcanzó a moderar el mensaje en las redes de Carrió: “Si la hipótesis de la desaparición de Santiago Maldonado fuese una invención kirchnerista, sería perverso, infrahumano y delictivo”.

Por su parte, el líder de 1País, Sergio Massa, apeló a la responsabilidad del Estado, pero a partir de la búsqueda de Santiago y no por su desaparición. Rápido de reflejos, tomó nota de la masividad del reclamo y pidió que el Estado “de respuesta porque tiene la tarea de cuidar a la gente, mucho más frente a una fuerza de seguridad sospechada”.

Sin embargo, luego de la operación que se montó sobre la masiva marcha del 1 de septiembre retrocedió y sostuvo: “Ni violencia política ni violencia del Estado, crecer en paz debe ser el camino”. El que sí sentó posición clara dentro de 1País fue Felipe Solá, quien desde un primer momento sostuvo que “Gendarmería Nacional se lo cargó y se le fue la mano”, y luego acusó a la ministra Patricia Bullrich de mentir, cruzó a Avruj en TN y se enfrentó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, en Diputados.

Desde Unidad Ciudadana, la candidata a senadora Cristina Fernández, recordó que Santiago no pudo votar el día de las PASO. Su segundo en la boleta, Jorge Taiana, contrarrestó el argumento del gobierno al sostener que “politizó de manera vergonzosa el caso”.

En tanto, la voz principal sobre el caso en el FIT, fue la abogada del CEPROH Myriam Bregman quien siempre señaló que “el Estado es responsable por la desaparición”. «