El presidente Mauricio Macri volvió a pedir “esfuerzo” a la sociedad para salir de la crisis que atraviesa su gobierno, y durante una visita a una empresa instó a los trabajadores a no poner “palos en la rueda”.

El jefe de Estado estuvo en el centro de distribución de Droguería del Sud, en Sarandí. Allí, citó a Juan Domingo Perón, habló de “cambio cultural”, cuestionó el “ausentismo” laboral y, como siempre, llamó a seguir “escuchándonos, dialogando, trabajando en equipo” para poder conseguir “el país que soñamos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Cada día vamos a estar un poco mejor”, aseguró Macri frente a empresarios y empleados. Para conseguirlo, dijo el presidente, el esfuerzo debe ser “de todos”. “Todos tenemos que ayudar; y cada uno desde su lugar debe entender que cuando no cumple, que cuando hace trampa al sistema, cuando fuerza un ausentismo, cuando inventa un juicio, cuando pone un palo en la rueda, está complicándole la vida a todos, a todo el resto de la sociedad”, sostuvo.

Las sugerencias del presidente estuvieron dirigidas especialmente a los trabajadores. No hubo exigencias discursivas para los funcionarios, empresarios o inversores: “No hay manera de que podamos construir el país que soñamos si sólo algunos creen que tienen un compromiso con la calidad, con el esfuerzo, con la verdad, con el trabajo en equipo, y otra parte de la sociedad cree que no. Ya el General Perón decía que por lo menos cada argentino tiene que producir lo mismo que consume, como un parámetro mínimo. Entonces, ahí está la verdad, ahí está el compromiso”.

En su discurso, Macri insistió con que “no hay sector público y sector privado” –una idea que lleva adelante todo su gobierno- sino “argentinos” que deben formar parte de “un mismo equipo”. “Ese es el camino –señaló el presidente-: generar empleo de calidad para reducir la pobreza, ése es el camino de lo que nosotros llamamos pobreza cero”.

El presidente realizó las declaraciones durante el acto de inauguración de un centro de distribución de medicamentos y productos farmacéuticos de la Droguería del Sud, ubicada en Sarandí, Avellaneda. Estuvo acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.