La exsubdirectora de la AFI en el gobierno de Mauricio Macri, Silvia Majdalani, fue indagada este lunes en la causa por presunto espionaje ilegal al Instituto Patria y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, un trámite durante el cual recusó a la fiscal María Cecilia Incardona por temor de pérdida de imparcialidad.

Majdalani arribó a las 9 al juzgado federal 2 a cargo de Juan Pablo Auge y se retiró a las 13, acompañada por su abogado Juan Pablo Vigliero y tras cumplir con el trámite en calidad de imputada y de presentar un escrito para recusar a la fiscal, quien también estuvo presente en la audiencia al igual que el juez del caso.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Majdalani aceptó declarar ante el magistrado tras escuchar la imputación en su contra, explicaron fuentes judiciales.

Al arribar al juzgado la exfuncionaria no hizo declaraciones y cuando se retiró del lugar sólo dijo a la prensa que había declarado “lo que tenía que declarar”.

Entre los argumentos para apartar a la fiscal Incardona, la defensa de Majdalani aludió a una posible pérdida de imparcialidad para actuar en la investigación y recordó que los presuntos hechos de espionaje ilegal habrían ocurrido en el marco de una investigación de la que la fiscal participó y no los habría denunciado en su momento.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, se presentó este lunes en los tribunales federales de Lomas de Zamora para ser indagada en la causa que investiga supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el 2018.

Majdalani se presentó ante el juez federal Juan Pablo Auge, quien la citó como acusada al igual que al exdirector de la AFI, Gustavo Arribas, quien deberá presentarse el martes.

También podés leer: Majdalani, acorralada por un exfuncionario de la AFI en la causa de espionaje a CFK

La ex número dos de la AFI aparece complicada luego de la declaración de exdirector de Contrainteligencia, Martín Coste, quien aseguró que el espionaje al Instituto Patria y a la vicepresidenta fue ordenado por Majdalani y ejecutado por Alan Ruiz, quien le respondía directamente, salteando incluso todas las estructuras jerárquicas de la AFI.

Al ordenar las citaciones, el juez Auge sostuvo que tanto ella como Arribas habrían tenido responsabilidad en el espionaje ilegal mediante “vigilancias, observaciones”, almacenamiento de datos, generación de informes sobre personas “por el solo hecho de su pertenencia político partidario, social, sindical y/o cultural”, según la resolución.

En concreto sobre Majdalani y Arribas el magistrado sostuvo que ambos firmaron una nota desde la AFI para ser entregada a la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Control y Actividades de Inteligencia del Congreso, en la que negaron la existencia de espionaje ilegal alguno, el 9 de agosto de 2018.

La acusación a Majdalani gira en torno a su presunto “vínculo directo” con el ya procesado Ruiz.

La exfuncionaria habría tenido “conocimiento actualizado y periódico sobre los avances de esos espionajes ilegales nutridos de los resultados de las vigilancias y observaciones” imputó el juez al remarcar que los informes “eran remitidos al equipo de Alan Ruiz y posteriormente éste se los elevaba a Majdalani”.