El ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, apuntó contra el gobierno nacional por las escuchas divulgadas entre él y la ex presidenta Cristina Fernández.

«Las escuchas son espionaje político sobre la ex presidenta. Fueron hechas en junio del año pasado en un claro seguimiento de las actividades políticas de la mandataria en la Ciudad”, señaló el ex jefe de los espías y ex secretario de la Presidencia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estaban haciendo un seguimiento político. Como si fuera un secuestro o contrabando estaba involucrado personal de la AFI, con lo cual se confirma esto. Además, prolongaron la intervención hasta septiembre», afirmó en diálogo con Mañana Sylvestre en Radio 10.

Parrilli recordó que el macrismo ya había utilizado el espionaje ilegal para espiar opositores en la Ciudad, causa en la que Macri llegó a estar procesado junto al ex policía Jorge “Fino” Palacios. «Además de saquear el país, escucha a sus adversarios políticos. Lo hizo en la ciudad de Buenos Aires, donde está probado que se hicieron escuchas», indicó.

El ex funcionario responsabilizó directamente al presidente Macri, al ministro de Justicia, Germán Garavano, y al titular de las AFI, Gustavo Arribas.

“Son conversaciones mías, uno siente una vulnerabilidad muy grave. No encontraron otra cosa más que conversaciones políticas. Lo que están haciendo con esta divulgación es darle un mensaje a la oposición: lo están haciendo con ustedes. Es un mensaje cuasi mafioso. Son responsables Macri, el ministro de Justicia y Arribas», manifestó y aseguró que va a requerir explicación a la Corte Suprema y a la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado, a cargo de las escuchas, para conocer quién autorizó el espionaje y cómo se filtraron los audios.