La Razón de mi Vida no es sólo un libro. Ni siquiera una mera autobiografía. Supera ampliamente cualquier calificación tradicional. Como que María Eva Duarte tampoco fue cualquier mujer para la historia de los argentinos. Ya estaba gravemente enferma cuando decidió escribir su legado, que salió a la calle en formato libro a través de la editorial Peuser, el 15 de octubre de 1951, menos de un año antes de su muerte.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El escrito consta de tres grandes partes: Las Causas de mi Misión, Los Obreros y mi Misión, y Las Mujeres y mi Misión. Son en total 59 capítulos. A partir de las ideas de Eva, el literato Manuel Penella de Silva, a quien conoció en su viaje a Europa, vino a Buenos Aires para darle forma. Luego también intervino en el texto el médico y poeta Raúl Mendé, quien fuera ministro de Juan Perón.

La Razón de Mi Vida, tuvo una larga serie de reediciones y ahora, a 69 años del fallecimiento de La abanderada de los humildes, Punto de Encuento Ediciones, la editorial que lo ofrece en una muy esmerada publicación, que integra la colección Cabecita Negra, referente de las obras escritas de Juan Domingo Perón. Se trata de “un sentido homenaje, con la convicción de que es necesario volver a su palabra”.

Esta nueva edición lleva además un prólogo de Mónica Litza, doctora en Ciencias Políticas (UCA) y abogada (UB). Actualmente es vicepresidenta del Correo Oficial de la República Argentina y directora de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas ProyectAR (Frente Renovador). Fue diputada nacional, senadora provincial y concejal del HCD de Avellaneda. Cumplió funciones en el Registro Nacional de Reincidencia, el Consejo de la Magistratura y cuenta con amplia trayectoria en diseño de políticas públicas. Es autora del libro Sin bajar banderas (2005), y co-autora de El siglo de las ciudades (2021). “La Razón de mi Vida es una proclama del amor más sublime, unido a una clara concepción sobre el poder. El de Evita pueblo, Evita combatiente, Evita compañera, ¡Santa Evita! Un destello hacia el refulgente esplendor de la eternidad”, asegura Litza en el prólogo.

Punto de Encuentro Ediciones destaca en el lanzamiento que “si bien entonces había un contexto muy distinto, esta obra junto a sus acciones fueron determinantes para el feminismo que hoy también vemos florecer en las nuevas generaciones. Sus causas fueron los trabajadores, las mujeres y los postergados. Evita abrazó esa lucha que la consagró como la líder política más importante de la historia de nuestro país”.