Durante la conferencia de las economías del Hemisferio Occidental, en el marco de la Asamblea Anual de FMI y del Banco Mundial que se desarrolla en Washington, Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional se mostró muy cerca del gobierno argentino al coincidir con su discurso de ajuste y “pesada herencia”.

El director del Hemisferio Occidental para la región, Alejandro Werner, quien regresó a Washington desde Buenos Aires el jueves pasado, fue quien se expresó y consideró que el gobierno de Mauricio Macri tiene “sensibilidad política importante, y una voluntad” para avanzar en consensos que permitan un “proyecto nacional a largo plazo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estuve acompañando al equipo que concluyó la misión la semana pasada en Buenos Aires y en todas las interacciones que tuve a nivel informal sentí un nivel de entendimiento acerca de la necesidad de llevar adelante cambios importantes, graduales y consensuados, para llevar el crecimiento sostenible y con equidad social”, expresó Werner.

El funcionario del FMI añadió que “el presidente Macri se enfoca en el aspecto de moverse hacia una economía predecible”, y la contrapuso con “la herencia que este gobierno tuvo que enfrentar, con distorsiones económicas excesivas”.

El mismo Werner consideró que la Argentina muestra un nivel de sensibilidad social y política importante, y voluntad de lograr consenso entre fuerzas políticas para avanzar en un proyecto nacional a lo largo del tiempo.

El Fondo pronosticó en su nuevo reporte un crecimiento para 2017, luego de un año 2016 en donde la economía de Brasil y la Argentina tocaron fondo y comenzarán con un “cambio en el crecimiento de más de 3%”.

Sin embargo, avisó que será inevitable que en este período fiscal la economía argentina culmine con una recesión del 1,6%.

Respecto de la inflación, expresó que el nivel de diciembre de 2017 culminará con un aumento del 20% respecto de fines de 2016, con una inflación promedio del 23%, “que resulta más alta que la interanual, dado que los precios se están desacelerando”.

En tanto, la delegación argentina que encabeza el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, estuvo participando de la Asamblea Plenaria del Fondo Monetario y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, se encuentra en reuniones con inversores internacionales a puertas cerradas.