La Justicia dispuso la quiebra de la petrolera Oil Combustibles del empresario Cristóbal López (Grupo Indalo), quien se encuentra en la cárcel por la retención indebida de 8.000 millones de pesos en impuestos.

La quiebra, establecida por el juez comercial de Rosario Javier Cosentino, se refiere a la principal firma del grupo empresario, que además posee medios de comunicación como C5N, Ámbito Financiero y Radio 10, entre otros.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El fallo establece 72 horas para recibir ofertas de compra por parte de los interesados, entre los que se menciona a YPF y la holandesa Trafigura, e indica que se dará “continuación de la explotación de la empresa por 30 días para evitar riesgos ambientales y garantizar fuentes de trabajo”.

La resolución fue adoptada por el juez Cosentino un día después de que visitara la planta de la petrolera en la localidad santafesina de San Lorenzo, donde le anticipó a los trabajadores que “en los próximos días” dictaría la quiebra de Oil Combustibles “con continuidad productiva”.

Además, según consignó a la prensa el secretario legal del sindicato de Petroleros Unidos de la localidad de San Lorenzo, Héctor Brizuela, el magistrado les aseguró que habían “tres firmas interesadas” en hacerse cargo de la compañía, y que estaba “garantizado el pago de los haberes de mayo y eventuales indemnizaciones”.

El juez además citó al juzgado a López, a su socio Fabián De Sousa y a los empresarios que intentaron comprar el grupo, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, a quienes les impidió la salida del país. Esto es “a fin de brindar las explicaciones que le serán requeridas en pos de determinar la composición del activo de la quebrada”.