La Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) hizo un intercambio de experiencias y buenas prácticas con el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) de Perú. La actividad se enmarca en el Proyecto FOAR “Fortalecimiento de las Capacidades Institucionales en el marco de la Prevención de la Tortura y otros malos tratos”. Es financiado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y la Agencia Peruana de Cooperación Internacional.

Realizaron reuniones para profundizar en la defensa de los Derechos Humanos de las personas que están en situación de encierro. Pusieron el foco en dependencias de requisitorias de la Policía Nacional en Lima y el colectivo LGTBIQ; también charlaron con las organizaciones de la sociedad civil Promsex, CAPS y Comisedh.

«Quiero destacar esta cooperación internacional para que los mecanismos de control y de prevención de la tortura sigan trabajando en conjuntos para fortalecer las experiencias y la transmisión de distintos protocolos de actuación», dijo Ariel Cejas Meliare, procurador adjunto de la PPN, a Tiempo. También subrayó que es muy importante «esta acción colectiva que realizamos y que empezó durante la pandemia, trabajamos mensualmente con los equipos peruanos y los que tenemos en la procuración».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El funcionario contó que también dictaron talleres por la plataforma Zoom con el Mecanismo Nacional contra la Tortura de Perú y la Procuración Penitenciaria de la Nación que tiene la experiencia de casi veinte años de trabajo en forma ininterrumpida en la órbita de cárceles federales del territorio argentino.

«Mediante el encuentro pudimos comprender que existe la necesidad de aplicar los protocolos internacionales para tratar las muertes que ocurren en el encierro y los casos de torturas bajo custodia del Estado», detalló Cejas Meliare. Continuó relatando que «trabajamos con el colectivo LGTBIQ; también con niño, niñas y adolescentes porque pretendemos ir más allá de las cárceles, es nuestra agenda para el próximo año».

«En este proyecto la PPN capacitó al equipo peruano en protocolo de Estambúl y en la aplicación de procedimiento para cada caso en particular, tal cual lo hacemos nosotros», aseguró el procurador adjunto. Durante el encuentro presentaron una «guía de relevamiento de cada caso de muerte, tortura y malos tratos que suceden en Perú, a los que nosotros les aplicamos el tratamiento Estambúl».

También destacó el apoyo de la Defensoría del Pueblo de Perú y del embajador de Perú que en todo momento estuvo a disposición de la PPN: «Fue quien nos invitó a la Embajada y participó del cierre de estos casi tres años de trabajo que realizamos en conjunto», remarcó Cejas Meliare. Finalizó resaltando que fue «muy positivo evaluar en grupo la forma de trabajar con otros colectivos el próximo año, como ser, lugares de detención que no sean cárceles; es decir, centros no penitenciarios, de salud mental, y fallecimientos en distintos contextos de encierro».

encierro

Cooperación Internacional

La semana pasada se realizó el cierre del encuentro de cooperación internacional donde reflexionaron acerca de la importancia de proyectos. El acto de clausura contó con la presencia del procurador adjunto interino, Ariel Cejas Meliare; Eliana Revollar Añaños, Defensora del Pueblo del Perú; Enrique Vaca-Narvaja, embajador argentino en Perú; Porfirio Barrenechea Cárdenas, director del MNPT; y Mariana Sheehan, directora de Cooperación y Asuntos Internacionales de la PPN.

Desde ambos países remarcan la importancia del apoyo de la Embajada de Argentina en Perú, para seguir afianzando vínculos estratégicos a la hora de elaborar trabajos de cooperación técnica internacional para tratar casos de muertes y torturas en distintos lugares de encierro.