Tal como lo hizo el macrismo en su momento a nivel nacional e históricamente en la Ciudad de Buenos Aires, ahora Juntos por el Cambio llevó su afán por las pistolas taser al municipio de Tigre. Una resolución de Segundo Cernadas, concejal de ese espacio, recomendó al Ejecutivo local avanzar en la compra de esos dispositivos de descarga eléctrica. La polémica no tardó en instalarse y los organismos de derechos humanos expresaron su preocupación y repudio.

“Es una locura primero por la experiencia que tiene nuestro pueblo sobre las descargas eléctricas de la picana eléctrica. Lo que eso significa es demasiado fuerte e intolerable después de una dictadura salvaje”, remarcó ante Tiempo Argentino Raquel Witis, referente de la Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte, y cuestionó también la sugerencia del macrismo local de realizar un gasto de este tipo en el marco de una grave crisis económica. Señaló además que la votación por esta resolución –el 10 de diciembre pasado- “se hizo a espaldas de algunos concejales y eso preocupa más”. En la misma línea, la Comisión Padre Pancho Soares expresó su rechazo a la resolución.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si bien se trata de un proyecto de Juntos por el Cambio, el Frente de Todos a nivel local acompañó la medida. Luego, sin embargo, se posicionó en contra: “Evidentemente nos equivocamos. Me hago cargo. Pero ellos presentaron un proyecto de ordenanza y lo que se hizo fue pasar a resolución, que no tiene trascendencia. Es una recomendación al Ejecutivo de que si quiere haga tal cosa. Es preocupante cómo seguimos la agenda de la derecha. No está en la idea de (Julio) Zamora –intendente de Tigre- comprar ninguna taser. Además depende de Axel (Kicillof). Es puro humo donde muchos salieron a pegarle al Frente de Todos de Tigre; quizás el error fue que no había que sacar ni siquiera una resolución”, analizó en diálogo con este diario Javier Chaina Parbst, concejal del Frente de Todos en el distrito. Y enfatizó que “no hay voluntad de Tigre de comprar taser. Es algo que instala Cambiemos. Cernadas es el sobrino de (Patricia) Bullrich y hace política con eso”.

Otros referentes del Frente de Todos, como la diputada provincial Roxana López, salieron rápidamente a cuestionar la medida y posicionarse contra el uso de taser.  “Es algo que viene implementando el macrismo. Se intentó en Vicente López, Tres de Febrero, Lanús y La Plata. Para nosotros es preocupante y en conjunto con los organismos salimos a plantear nuestro posicionamiento político porque entendemos que hay demagogia y oportunismo. Es inadmisible un arma como esta en un país donde hubo tortura y picana eléctrica, entendemos que la inseguridad se combate desde otro lugar. Con políticas de inclusión”, contrastó en declaraciones a Tiempo. Cuestionó, además, que el proyecto presentado por Cernadas “son cuatro oraciones de una línea; no tiene fundamentación real, concreta”.

“Se trata de un pedido para la compra de armas no letales que le permiten a la policía controlar a los delincuentes sin poner en riesgo la vida de personas inocentes y reduciendo al máximo el daño sobre quién debe ser capturado”, expresó Cernadas en su cuenta de Instagram. “Las pistolas taser son presentadas como armas no letales pero las estadísticas demuestran que esto no es verdad y los propios fabricantes aclaran que su uso puede ser letal”, advirtió la Comisión por la Memoria de Zona Norte en su comunicado, y alertó que “la ONU, organismos nacionales e internacionales han rechazado su uso por considerarlos un instrumento de tortura y que pueden ser utilizados como tal en contextos de privación de la libertad o autonomía”.