La cartera de educación de la Ciudad que comanda Soledad Acuña, anunció que suspenderá el salario por 30 días a dos maestros. El argumento que lanzó para justificar dicha acción, es por «agredir a un funcionario» durante una protesta en una escuela de Villa Soldati. La sanción fue sobre Jorge Adaro, un histórico docente porteño de la zona Sur de la Ciudad, quien además es secretario adjunto del sindicado docente Ademys; y también sobre el maestro Juan Vicenzo, por los hechos ocurridos el 17 de septiembre de 2021 en la escuela primaria «José Martí» de Villa Soldati, durante una recorrida del director de Educación de Gestión Estatal porteño, Fabián Capponi.

Los hechos se produjeron en el marco de la flexibilización de las restricciones sanitarias en medio del pico de contagios, que tuvo como resultado el fallecimiento de 35 docentes en todo el distrito porteño. Desde el ministerio de Educación aseguran que «los docentes involucrados impidieron la entrada del director general con gritos, agresiones e insultos, mientras se encontraban presentes en el lugar alumnos menores de edad y sus familiares” y que «habiendo culminado el proceso sumarial legal, los docentes serán sancionados con una suspensión de 30 días sin goce de sueldo», y sumaron que «el ejercicio de los derechos gremiales no puede ser interpretado de tal forma que sean una carta en blanco para hostigar y denostar a las autoridades como a otros pares».

“Lo sorpresivo de este hecho es que todavía tanto Juan Manuel como yo, no fuimos notificados formalmente de la sanción y esto es una muestra clara de una operación política del gobierno, que en lugar de esperar esos pasos administrativos sale a la ofensiva declarando la medida”, cuenta a este medio Jorge Adaro. Asimismo, el docente de educación primaria y líder sindical, asegura que “no es casual en qué momento hacen este anuncio, y tiene que ver con que hace una semana toda la docencia realizó un paro total de actividades catalogado como el más importante post pandemia, junto a una multitudinaria movilización para oponernos a la modificación del estatuto docente. Esto claramente es una medida que intenta disciplinar a todos los y las docentes”, agrega.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cabe destacar que la situación por la cual ambos docentes fueron sancionados, quedó registrada en una filmación que realizó uno de los integrantes de la comitiva que acompañó a Fabián Capponi. En esas imágenes se ve a los docentes decirle al funcionario de Educación: “Tenemos compañeros enterrados por decisión suya. Nunca le importó la educación pública. 35 compañeros muertos, filmá lo que quieras como buen rati que sos. 35 compañeros muertos tenemos por esta presencialidad criminal”. Ambos docentes recordaron que Capponi, antes de filmar esas imágenes estuvo recorriendo la escuela por la mañana «entrando y saliendo de las aulas, sin saludar, y luego se retiró». Lo raro de este hecho es que “cerca del mediodía, volvió a provocar a la escuela y lo que se observa parcialmente en el video se dio en el ingreso, donde fue repudiado por los docentes y las familias». Por último, Adaro agradeció las muestras de solidaridad de toda la docencia y del conjunto de los gremios, «no solo mensajes de afecto y solidaridad, sino también de indignación de muchas escuelas de la Ciudad. Así que en ese sentido estamos fortalecidos por ese apoyo», termina.

Por su parte la legisladora porteña y secretaria de Acción gremial de Ademys, Amanda Martin, desmintió los argumentos del ministerio de Educación local, en los cuales basa las sanciones: “No solamente no hubo agresión alguna, sino en todo caso un cuestionamiento a la política educativa de la ciudad y eso es lo que no soporta la ministra Acuña que, encima, montó una campaña de desprestigio con uso de redes sociales y sumarios para disciplinar a la docencia, en lugar de escucharla y atender los reclamos». Además afirmó que estas acciones «constituyen una persecución deliberada a maestros que expresaron espontáneamente su rechazo a los funcionarios responsables del ajuste educativo.”

La persecución de Soledad Acuña en las redes

No contenta con la sanción sobre los trabajadores de la educación, la ministra Soledad Acuña, arremetió contra Jorge Adaro y Juan Vicenzo en sus redes sociales: “Lo que vemos en ese video está muy lejos del ejemplo que nuestros alumnos necesitan para educarse en libertad y mirando al futuro. Por eso, el año pasado iniciamos un proceso sumarial que hoy termina con una sanción de 30 días sin goce de sueldo para dos docentes”, propinó la mandataria. “Uno de los imputados es delegado gremial y el otro fue designado con el mismo cargo tiempo después del incidente. Los derechos gremiales no deben ser un escudo para hostigar autoridades e interferir en la vida de los estudiantes. Todo tiene un límite y cada acto, su consecuencia”, agregó