En el fútbol también resuena el "No es no"

Héctor "Bambino" Veira estaba invitado este sábado a la despedida de Leandro Romagnoli pero no estuvo en el Nuevo Gasómetro. Varios clubes replicaron la consigna #MiráCómoNosPonemos y surgieron nuevos testimonios de periodistas deportivas contra el acoso.

Por Roberto Parrottino - @rparrottino
16 de Diciembre de 2018

Al día siguiente de la denuncia de Actrices Argentinas al actor Juan Darthés, acusado de violar a la actriz Thelma Fardín cuando era menor de edad, la pizzería "Lo+Hot", de Avenida Boedo 432, decidió retirar una estatua de Héctor “Bambino” Veira que ocupaba el frente del local. Este sábado, a pesar de que San Lorenzo había anunciado su presencia en el partido homenaje a Leandro Romagnoli, Veira no estuvo en el Nuevo Gasómetro. La sociedad argentina, sin embargo, es la que transformó a Veira, condenado en 1991 a cuatro años de cárcel por “intento de violación” a un menor y al final once meses presos en el vip de Devoto, en un personaje de humor televisivo. Veira trabaja hoy en un programa de radio en la AM 990, publicó un libro en el que se presenta como “personaje de Buenos Aires” y, apenas salió de la cárcel, San Lorenzo lo apañó dándole el cargo de entrenador. Aun con sus avances, en 2018 el fútbol argentino es un ámbito en el que impera la masculinidad del macho.

En los últimos años, diferentes futbolistas fueron denunciados por acoso, violencia de género, abuso sexual y violación. Dos mujeres denunciaron en enero a los colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios por abuso sexual, amenazas y lesiones. Boca trató de protegerlos, de cubrirlos. “En Argentina existe la presunción de inocencia -dijo el presidente de Boca, Daniel Angelici-. Hasta que la Justicia no pueda comprobar algo, el club no va a hacer nada”. Eso suelen hacer los clubes: no hacer nada, dejar que corra el agua, que el tiempo pase. O peor: ocultar. Pero no todos: también en enero, el futbolista Fernando Tobio fue filmado agrediendo e insultado a una mujer a la salida de un bar. Jugaba en Rosario Central. La dirigencia del club lo sancionó económicamente, pero, sobre todo, decidió que el plantel participara de una charla de capacitación sobre violencia de género a cargo del Instituto Municipal de la Mujer.

“Es la primera vez que se realiza una actividad de este tipo en un equipo de Primera División -destacó el Instituto Municipal de la Mujer-. En Rosario venimos trabajando desde hace mucho tiempo por una sociedad más igualitaria. Celebramos el compromiso de la Subcomisión de Género de Central que organizó este encuentro y seguimos trabajando”. No es el mismo caso, desde luego: en septiembre de 2017, cuando Alexis Zárate fue condenado a seis años y medio de prisión por abuso sexual a Giuliana Peralta, Temperley, el club en el que jugaba, decidió licenciarlo. Todavía en libertad, Zárate juega en la actualidad en el FK Liepāja de la Primera División de Letonia. A principios de diciembre, la Suprema Corte Bonaerense rechazó un recurso de amparo de Zárate, lo que lo dejó al borde del pedido de detención.

Este año, un grupo de periodistas deportivas denunció diversos casos de acoso en el contexto del fútbol argentino. Otras periodistas le contaron a Tiempo qué pasa en el mundo de la pelota y cómo afrontaron esas situaciones. Esta semana, después de la denuncia a Darthés, muchas mujeres se animaron a contar sus experiencias, relatos en primera persona en todos los ámbitos sociales. Una periodista deportiva pudo contar lo que sufrió con algunos jugadores de Boca en 2016, cuando trabajó en un programa radial. “¿Yo qué gano si te doy una nota?”, le dijo uno. Otros le enviaron videos y fotos de ellos desnudos. Lo vivido, contó, incluso la alejó del periodismo. La consigna #MiráCómoNosPonemos en la campaña de Actrices Argentinas “No es no” fue replicada en las redes sociales de varios clubes, como River, Independiente y San Lorenzo, y hasta por la AFA. Quizá no fue casualidad que Boca la haya pasado por alto.Este año, un grupo de periodistas deportivas denunció diversos casos de acoso en el contexto del fútbol argentino. Otras periodistas le contaron a Tiempo qué pasa en el mundo de la pelota y cómo afrontaron esas situaciones. Esta semana, después de la denuncia a Darthés, muchas mujeres se animaron a contar sus experiencias, relatos en primera persona en todos los ámbitos sociales. Una periodista deportiva pudo contar lo que sufrió con algunos jugadores de Boca en 2016, cuando trabajó en un programa radial. “¿Yo qué gano si te doy una nota?”, le dijo uno. Otros le enviaron videos y fotos de ellos desnudos. Lo vivido, contó, incluso la alejó del periodismo. La consigna #MiráCómoNosPonemos en la campaña de Actrices Argentinas “No es no” fue replicada en las redes sociales de varios clubes, como River, Independiente y San Lorenzo, y hasta por la AFA. Quizá no fue casualidad que Boca la haya pasado por alto.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N