La ex presidenta Cristina Fernández tuvo una caída en el vestidor de su departamento de Uruguay y Juncal y, por prevención, se hizo unas placas en el Sanatorio Otamendi. En su entorno le restaron importancia al episodio que igualmente llegó a los portales de noticias. El incidente doméstico no alteró en nada la agenda que tiene prevista la ex mandataria para esta tercera venida a Buenos Aires: el sábado por la noche encabezará un acto en Avellaneda, en el predio de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Villa Dominico. Allí, acompañada por el intendente anfitrión, Jorge Ferraresi, y su hijo mayor, el diputado nacional Máximo Kirchner, Cristina hablará ante unos 500 estudiantes secundarios de todo el país convocados por la agrupación La Cámpora.

Cabe recordar que la ex mandataria encabezó esta semana un homenaje a Hugo Chávez realizado con motivo del 62º aniversario de su nacimiento, donde mencionó la necesidad de impulsar un nuevo ordenamiento institucional que permita resguardar derechos y conquistas sociales. Fue una mención implícita a la conveniencia de impulsar una reforma de la Constitución, una cuestión sensible que hasta ahora sólo era promovida por juristas como Raúl Eugenio Zaffaroni y Eduardo Barcesat.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE