Como anticipó Tiempo, diputados y senadores que integran la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia  recibieron este jueves al procurador bonaerense, Julio Conte Grand. El encuentro se dio en el marco de la investigación de la mesa judicial para armar causas contra dirigentes gremiales en la Provincia durante el gobierno de María Eugenia Vidal.  Tras escuchar las declaraciones de Conte Grand, los representantes de la comisión citarán el miércoles al ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas. 

El funcionario judicial no hizo declaraciones a la prensa. Al finalizar el encuentro, el titular de la Bicameral, Leopoldo Moreau, señaló: «Fue una reunión muy extensa.  Pudimos corroborar que en ese encuentro en el Banco Provincia, el ministro Villegas efectivamente involucró de manera directa a la procuración y al procurador en particular. Conte Grand negó el involucramiento y aseguró que no se hacía cargo de los dichos de Villegas».

Por su parte, Rodolfo Tailhade, agregó: «Nos limitamos a hacer preguntas sobre su función y la relación con la Agencia Federal de Inteligencia. No reconoció nada a pesar de las evidencias. Lomas de Zamora es uno de los centros donde ocurrió esto. Prometió enjuiciar a los fiscales implicados, aunque sus palabras no fueron convincentes».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Conte Grand debía presentarse hace nueve días atrás, pero propuso enviar un escrito, algo que fue rechazado por diputados y senadores que conforman la Bicameral. En la reunión de este jueves estuvieron presentes, además de Moreau y Tailhade (FDT), Miguel Bazze (UCR), Cristian Ritondo (PRO y ex ministro de seguridad de Vidal) y el senador del oficialismo Mariano Recalde.

Los legisladores del FdT se quedaron con sabor a poco respecto a las declaraciones del jefe de los fiscales bonaerenses, que negó toda vinculación del organismo a su cargo con agentes de la AFI, además de desconocer la vinculación de varios fiscales que forman parte del Ministerio Público que conduce con agentes de inteligencia.

Según pudo saber Tiempo,  en un primer momento, Conte Grand intentó justificar lo que había dicho Villegas en la reunión que se realizó en el Banco Provincia y cuya filmación trascendió semanas atrás. Aludió que la tarea de la procuración es acompañar a los funcionarios públicos que intentan generar beneficio con la comunidad.

Además,  explicó por qué tenía un teléfono encriptado de la AFI. Si bien los encuentros son a puerta cerrada y se mantienen en secreto por la sensibilidad de la información, Tiempo pudo saber que respecto a ese punto, Conte Grand respondió que lo recibió ese teléfono por motivo de empezar a organizar el G20.

También confirmó que visitó la AFI en más de una oportunidad en el marco de la organización del evento internacional, que encabezó Mauricio Macri. Finalmente sostuvo que nunca uso el teléfono y que lo devolvió.

La Comisión Bicameral busca esclarecer cómo se gestionó un encuentro realizado el 15 de junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia, del que participaron funcionarios de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal, agentes de la AFI, y empresarios de la construcción y que quedó registrado en un video. En ese encuentro, el ex ministro de Trabajo de Vidal, Marcelo Villegas, expresó su deseo de tener una “Gestapo” contra los sindicalistas.

El miércoles declaró ante la subcomisión la ex funcionaria del Bapro Emilia Jaime, quien admitió que “a pedido del ex titular de esa entidad, Juan Curuchet, reservó la sala para la reunión” que utilizó la mesa judicial en 2017.

Jaime expresó que “solo cumplía órdenes de Curuchet” y estuvo en sus funciones en el Banco con ese funcionario “ya que luego se retiró de la institución”.

La exfuncionaria pidió la sala de como figura en los mails que tiene la subcomisión y que fueron entregados por las actuales autoridades del Banco.

Por otra parte,  el ex gerente de recursos institucionales de la institución financiera,  Hernán Stella, pidió postergar su declaración hasta febrero por cuestiones particulares. Su convocatoria apunta a que explique por qué no hay registro del ingreso de quienes participaron de la reunión de la denominada “mesa judicial bonaerense”, aunque fuentes vinculadas al caso dijeron que ese salón no dependía de Stella sino de otra área del Bapro.