“Esta tarde compartimos la hora de la merienda con los chicos del jardín Santa María de Mattias, en San Martín. Muchas gracias por recibirnos y por el trabajo que llevan adelante en el barrio hace 50 años!”, escribió en su Twitter la primera dama, Juliana Awada. En la foto se la observa con saco rojo sirviéndole té a varias niñas en el comedor. Una de ellas, que sostiene la taza de espaldas a la esposa de Mauricio Macri, es hija de Ludmila Venturini, que en sus redes denunció junto a otros padres que la visita no contó con la autorización. “Están utilizando los chicos para hacer campaña”, aseguró.

“Hoy en el jardín de mi hija nos dijeron que iban los del Ministerio de Desarrollo Social a visitar el jardín, para poder ver cuántos chicos asistían y demás. Entonces nos hicieron firmar una autorización en la cual consentíamos que le tomen fotos a los chicos. Pero nunca nos avisaron que iba a ir la Sra. Awada, sino nunca hubiéramos firmado la autorización ya que están utilizando los chicos para hacer campaña”, afirmó Venturini este miércoles.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Lo paradójico es que el jardín estuvo 3 meses sin gas por un problema en la conexión por lo cual lo chicos no podían ni almorzar ni merendar. “La Señora ni nadie del gobierno se hizo presente porque obviamente no eran épocas de elecciones. Me causa mucha indignación que utilicen a nuestros niños para hacer una campaña política sabiendo de que en realidad nunca les intereso ni les interesa el bienestar de los niños”, agregó.

En una de las siete fotos que subió a sus perfiles, se observa a Juliana Awada haciéndoles levantar las manos a cinco niñas, y en otra sacada en el patio con niñas jugando aparece también sonriente la ministra Carolina Stanley. “En ningún momento nos dijeron la verdad que esta señora iba a ir –compartió en su facebook Ayelén Silva, otra madre enojada–. Hoy nos encontramos con esta gran mentira, utilizan a nuestros hijos para hacer campaña. Nosotras no estábamos enteradas de nada de todo esto”.

También se refirió a la falta de gas que tuvo el jardín meses pasados: “Ni Awada ni nadie de Cambiemos apareció a dar una ayuda. Fue el intendente Katopodis y el ministerio quien solucionó el problema del gas”. Las madres se enteraron cuando una de ellas pasó por el jardín y vio que había policías. En ese momento avisó al grupo de Whatsapp “de mamás” y una de ellas se acercó. Cuando llegó se encontró con Juliana Awada que se retiraba del establecimiento escoltada por los efectivos. “Inmediatamente fuimos todas las mamás enojadas a pedir una explicación y nos encontramos con que la hermana del jardín (es confesional) supuestamente no estaba enterada de esta visita”, expresó Silva, a pesar de que se ve a la religiosa ayudando a servir el té en una de las fotos. “Ellas esperaban al ‘Ministerio educativo’, cosa que no pasó, y nos prometió que las fotos no iban a ser publicadas, cosa que tampoco pasó. Queremos que nos ayuden a compartir y se sepa toda esta gran mentira, no estamos de acuerdo en que utilicen a nuestros hijos para hacer campaña, y mucho menos esta mujer y su partido político de Cambiemos”, concluyó.