En un momento de alta tensión en el gobierno por la derrota de las PASO del domingo, Sergio Massa, reunió este miércoles a su tropa en las oficinas que tiene el Frente Renovador en el barrio porteño de Retiro.

Si bien circuló durante todo el miércoles que Massa podría reemplazar a Santiago Cafiero en la Jefatura de Gabinete, puesto que ya ocupó entre 2008 y 2009 cuando Cristina era presidenta, el tigrense tomó el rol del mediador en el tironeo político entre ministros del ala kirchnerista, que pusieron a disposición del presidente su renuncia, mientras que otros decidieron ratificar su continuidad en el cargo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Queremos que esta situación se termine cuanto antes”, dejaron entrever desde el seno del massismo.Y es que en el encuentro que comenzó por la tarde, Massa pidió a los renovadores que son funcionarios en el gobierno de Fernández seguir trabajando por la unidad dentro del Frente de Todos.

En el primer piso de calle Libertador al 800 estuvieron presentes el ministro de Transporte, Alexis Guerrera; la titular de Aysa, Malena Galmarini; el presidente de ENACOM Claudio Ambrosini; José Ignacio De Mendiguren, a cargo del BICE; y el secretario de Agricultura, Jorge Solmi. También pasaron por las oficinas del FR la diputada Cecilia Moreau (vice presidenta del bloque del FDT) y Diego Bossio.

Un rato antes, Massa se reunió el Palacio Legislativo con Máximo Kirchner, quien después del encuentro cruzó al Senado de la Nación para tener un encuentro con su madre, Cristina Fernández. El hermetismo del encuentro entre Kirchner y Massa se replicó en calle Libertador, donde ninguno de los presentes quiso hablar a la prensa.