El portazo del legislador de Juntos, Joaquín De la Torre, a la vicepresidencia segunda del Senado provincial expuso públicamente la grieta que sacude a Juntos e incrementó las tensiones que atraviesan a la mesa provincial opositora. El senador explicó este jueves por qué tomó esa decisión, acusó a la UCR y al PRO de cortarse solos en la negociación con el Frente de Todos y aclaró que, pese a todo, no dejará el bloque.

De la Torre pateó el tablero en la sesión del martes cuando anunció que, a diferencia de su bloque, votaría en contra de la designación de Federico Thea, funcionario de confianza de Axel Kicillof, como nuevo presidente del Tribunal de Cuentas de la provincia. Ese nombramiento había sido acordado entre Juntos y el FdT luego de semanas de negociación y de una ingeniería legislativa que incluyó cambios a la ley de ese organismo, y designaciones para dirigentes de Juntos en el Banco Provincia y en la Defensoría del Pueblo que estaban pendientes desde diciembre.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El senador pidió la palabra cuando se trataba el expediente de Thea. «Pedí la palabra para anunciar mi voto negativo y, como consecuencia de las discusiones internas del bloque, para decir que también renuncio al vicepresidencia segunda de esta cámara», lanzó el ex ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal y generó sorpresa entre propios y ajenos.

Tras el cimbronazo que generó su renuncia al cargo institucional, De la Torre explicó los motivos de su decisión y cuestionó duro a sus pares de la UCR y del PRO por dar los votos a cambio de cargos que, apuntó, le correspondían a la oposición. «No podemos entregarle al kirchnerismo el Tribunal de Cuentas de manera vitalicia a cambio de un par de cargos para Juntos. Esto es buscar privilegios a espaldas de la gente. Así más que halcones o palomas parecemos pavos reales», señaló primero en sus redes y este jueves amplió los motivos de su decisión.

El senador explicó que en la mesa provincial de Juntos -en la que están representados todos los sectores- había oposición al expediente de Thea por parte de la Coalición Cívica y también del peronismo. Y que, pese a ello, la UCR y el PRO avanzaron con el acuerdo con el Ejecutivo que se plasmó en la sesión del martes. «En este caso no había que acompañar al gobierno provincial. Como en la mesa provincial había oposición del peronismo y la Coalición Cívica, saltearon eso e hicieron un acuerdo bilateral», señaló en declaraciones radiales y agregó: «Tenemos que dar herramientas para gobernar desde nuestro lugar, pero esto excedía los límites de nuestra tarea».

Al hablar de la interna que atraviesa a Juntos, el legislador sostuvo que «el problema de la coalición es que estamos pensando más en las candidaturas que en lo que tenemos que hacer cuando lleguemos al gobierno el año que viene, cómo lo vamos a hacer y cuándo. Se tiene que poner el caballo adelante del carro para que las cosas funcionen bien».

El portazo de De la Torre sumó más tensión a la mesa provincial de Juntos que ya venía de otra renuncia días atrás: la del intendente de Lanús, Néstor Grindetti. El jefe comunal era uno de los interlocutores de la oposición en la rosca legislativa con el Ejecutivo, que comanda el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde. Habían logrado avanzar en un acuerdo para derogar la ley jubilatoria del Banco Provincia aprobada en la gestión de Vidal, pero el ex presidente Mauricio Macri ordenó dar marcha atrás y desautorizó las gestiones que venían llevando la UCR y el PRO en la Legislatura. El tema sigue pendiente de tratamiento.