La organización Tupac Amaru denunció un nuevo embate del gobierno de Gerardo Morales mediante la decisión de quitarle el manejo de sus centros educativos para pasarlos a la órbita del estado provincial. «Se trata de un nuevo avance en el plan de anuquilaciñón de la organización, su obra y su significación histórica», dice en un comunicado emitido en la tarde del lunes.

«Sin que se haya procedido a ninguna notificación oficial -añade el texto- el Ministerio de Educación este lunes solo envió supervisores a los establecimientos aunque sin papeles, mostrando a los directivos la captura fotográfica de los documentos en sus celulares».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Resolución 4483 del Ministerio de Educación jujeño, fechado el 24 de febrero pasado, declara “la caducidad de la incorporación a la enseñanza oficial de la Escuela de Gestión Social Bartolina Sisa, del Colegio Secundario Olga Márquez de Arédez, del Instituto de Educación Superior Tupac Amaru y del Centro de Educación Integrada para Jóvenes y Adultos Germán Abdala, de propiedad de la suspendida Asociación Civil, Social, Cultural y Deportiva Tupac Amaru a partir del inicio del término lectivo 2017”.

Sin embargo, destaca la Tupac, el quite de la personería jurídica no está firme y en la misma Resolución se menciona que la Fiscalía de Estado “resolvió disponer el inicio del proceso judicial” para el retiro de la personería jurídica, pero hasta hoy la personería se encuentra solo “suspendida”, según consta en el mismo texto oficial.

El proceso de suspensión se había iniciado el 14 de enero de 2016, y durante todo el ciclo lectivo 2016 todos esos establecimientos educativos permanecieron en funcionamiento, y cumplió con todas las exigencias institucionales, según se desprende de no haber recibido ninguna observación por parte del área educativa del gobierno de Morales.

Sin embargo, en la Resolución que ahora aparece se argumenta que “la suspensión de la personería jurídica de la Asociación Civil, Social, Cultural y Deportiva Tupac Amaru trae aparejado graves inconvenientes en la continuidad de la prestación del servicio educativo de las instituciones educativas de gestión privada que funcionan dentro de su órbita”, sin especificar cuáles serían o habrían sido dichos “graves inconvenientes”, resalta la organización.

Los establecimientos educativos de la Tupac Amaru son catalogados como de “gestión social» de acuerdo a la legislación nacional en 2007, a través de la Ley Filmus, luego ratificada por Jujuy en 2013 con su nueva Ley Provincial de Educación.

La Organización Tupac Amaru inauguró en 2003 el Centro Educativo Germán Abdala, que brinda formación básica y formación ocupacional, a jóvenes y adultos que no hayan terminado la escuela. El Colegio Secundario Olga Márquez de Arédez fue creado en 2006 y ofrece un plan de Bachillerato Común orientado a cubrir la demanda de los hijos de los cooperativistas que integran la Tupac, de desocupados y de adolescentes sin contención en el sistema educativo tradicional. La Escuela Primaria Bartolina Sisa, en tanto, fue fundada en 2008, mientras que el Instituto Terciario Tupac Amaru nació en 2010 y tiene cuatro tecnicaturas: Agente sanitario y promoción de la salud; Enfermería Profesional; Turismo; Diseño y producción de indumentaria, y Economía y desarrollo social. El ciclo lectivo 2016 del conjunto de los establecimientos educativos de la Tupac cerró con casi 5000 estudiantes.