El mismo día en el que la acusación del fiscal Diego Luciani en el juicio por Vialidad se transmitió casi en cadena nacional, Cristina Fernández de Kirchner recibió a actores y dirigentes del Frente de Todos. Desde el cotizado y todavía no designado ministro de Economía, Sergio Massa, hasta la dirigencia del ala combativa de la CGT. El resto de la dirigencia hizo su apoyo público a través de las redes sociales, incluso, dirigentes peronistas que suelen fustigar a la vicepresidenta, como Fernando “Chino” Navarro y Luis D’Elía.

En ese contexto, la titular del Senado recibió dos pedidos de reunión, uno de los sindicalistas combativos y otra de parte del propio Massa, según confiaron fuentes cercanas a Tiempo. Identifican que desde la oposición ven en las encuestas que la centralidad de Cristina crece en momentos de sacudones políticos, por lo que van a tratar de proscribirla con una sentencia en primera instancia, con miras a las elecciones presidenciales del año que viene.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el Senado dan por descontado que el juicio ya tiene firmada la sentencia de proscripción. El senador nacional, Oscar Parrilli, dijo que “es una fenomenal puesta en escena. Más que un fiscal, Luciani parecía un columnista de TN y La Nación +. Usaba hasta las mismas palabras que usan estos medios”, resaltó.
En diálogo con El Destape Radio, el legislador señaló que “el fiscal no se basa en ninguna prueba de la causa. Es más, las deshecha totalmente. Habla de obras abandonadas cuando son obras que sacaron por orden de Macri. Habla de que actuaron amparados en la ley. Si están amparados en la ley ¿dónde está el delito?”, se preguntó. “Nadie nombró a Cristina en este juicio y él la trae”, agregó en la misma línea. “Violenta toda lógica y todo principio, por eso Cristina dijo que estos tres jueces ya tienen firmada la condena”, añadió.

Por su parte, los sindicalistas referenciados en el ala más combativa de la CGT (el moyanista Frente Sindical y la Corriente Federal de Trabajadores) habían pedido y lograron una reunión con la vicepresidenta. Estuvieron el co-secretario Pablo Moyano, Omar Plaini, Walter Correa y “Paco” Manrique. Los temas abordados, según contaron los sindicalistas, fueron los ingresos populares con la universalización de las asignaciones familiares, el bimonetarismo y el ingreso de Massa a Economía.

Al final del día, la dirigencia del Frente de Todos se pronunció en las redes con el hashtag #TodosConCristina, que unificó una postura contra el lawfare (o guerra judicial), desde el albertismo con el “Chino” Navarro hasta toda la militancia camporista y kirchnerista.