El legislador porteño Hernán Reyes busca renovar la banca que obtuvo en el 2017, cuando Cambiemos consiguió uno de sus mejores resultados en la Ciudad de Buenos Aires. En esas elecciones, la candidatura a diputada nacional de Elisa Carrió traccionó un gran caudal de votos para la Legislatura. Reyes es abogado, forma parte del grupo de Lilita desde hace más de 17 años e integra la Mesa Nacional de la Coalición Cívica ARI. Ocupa el tercer lugar de la lista de Vamos y rechaza las críticas a María Eugenia Vidal porque “desconocen su historia”.

-¿Cuáles son los temas que hay que seguir debatiendo en la Legislatura?

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-El futuro de la ciudad hay que pensarlo en términos de innovación, de ciencia y tecnología. Hay que tener una agenda verde muy marcada. Hay que ir hacia una economía circular muy potente. Tenemos para discutir la Ley de Microcentro de reconversión de micro y macrocentro para llevar más vivienda y más cultura. Además tenemos que terminar de debatir y avanzar con el parque público de costanera.

-El proyecto de Costa Urbana que mencionás tiene un gran rechazo por parte de la oposición y organizaciones sociales porque le permite al Grupo IRSA construir un barrio de torres de lujo en los predios de la ex Ciudad Deportiva de Boca, en Costanera Sur…

-Me parece que están contando la historia al revés. Esas 70 hectáreas fueron vendidas por Carlos Heller, que es el candidato del Frente de Todos en la lista de Leandro Santoro, cuando era presidente de Boca. Nosotros estamos recuperando 50 de esas 70 hectáreas y le estamos dando una zonificación al dueño del terreno para que construya el equivalente a la altura que hay en Puerto Madero. Ahí va a haber un parque público y se van a recuperar 50 hectáreas de tierras públicas que hoy están en manos de privados.

-La presencialidad en las escuelas también generó una gran discusión. ¿Cómo lo evalúas?

-Fue una victoria de todos, de los padres, de los chicos, de los docentes y por supuesto un gran acierto de Horacio Rodíguez Larreta, que en un momento donde había mucha especulación, mucha utilización política, con datos, información y rigurosidad, apostó a la apertura de las aulas para que los chicos vuelvan. Eso es muy valorado y es muy agradecido por la comunidad educativa.

-Parte de la comunidad educativa lo rechazó, entre ellos los gremios docentes…

-Los gremios docentes responden a un partido político. Los que se manifestaron en contra en la Ciudad de Buenos Aires no lo hicieron en la provincia de Buenos Aires. Los dos tienen la misma línea política.

-¿Cómo evalúas el rol de la oposición durante la pandemia?

-Malo, egoísta, no ayudaron en nada. La Ley de Emergencia Económica y Sanitaria la tuvimos que sacar con el voto en contra de Leandro Santoro y de todo el Frente de Todos. Cuando nos quitaron la coparticipación, los diputados de la Ciudad en vez de defender a los porteños defendían a Alberto Fernández y a Axel Kicillof que se llevaban el impuesto de cada uno de los trabajadores.

-Desde Cambiemos se critica que el oficialismo nacional tiene mayoría en el Congreso, sin embargo en la Legislatura porteña ustedes ya tienen 37 bancas que les garantizan la mayoría absoluta.

-Tiene que ver con las intenciones. El sistema republicano y los poderes operan como contrapesos. Lo que sucede en el oficialismo nacional es que la constitución de mayorías es para afrontar a los otros poderes del Estado, cosa que no sucede en la Ciudad. La mayoría de ellos es para modificar la estructura del Poder Judicial, el Ministerio Público. Eso no sucede en la Ciudad. Quisimos sacar algunas leyes de 40 votos y no pudimos.

-La candidatura de María Eugenia Vidal generó algunas críticas dentro de sus propios votantes, ¿qué opinás de esa decisión?

-Yo no estoy de acuerdo con los grupos que se olvidan del esfuerzo que hicieron las personas. Cuando se constituyó Cambiemos en el 2015 había un proyecto colectivo que era generar una alternativa en el país y para eso había que dar la pelea en la provincia de Buenos Aires también. No había nadie dispuesto a darla y María Eugenia dio el paso al frente y se arriesgó en una batalla en la que tenía todos los números para perderla. Pero pudimos construir una fuerza política alternativa al kirchnerismo que venía por todo. El hecho de que María Eugenia ahora decida venir a la Ciudad lo tenemos que entender de manera positiva. Aportó muy generosamente a que pueda haber esta alternativa en la Argentina. No tenemos ningún derecho para negarle eso.  Yo estoy orgulloso y agradecido. Lo que hay son críticas malintencionadas de algunos dirigentes a las que no hay que prestarle mucha atención. No se corresponden con la historia, la desconocen, porque dio el paso al frente cuando nadie quería darlo.

-¿Dónde se ubica Mauricio Macri ahora?

-Es parte de Cambiemos y es un dirigente muy importante. No hay ningún mérito en no haber estado en Cambiemos, al contrario, yo reivindico a todos los dirigentes que apostaron. Que mal o bien, con aciertos y con errores, intentaron otra cosa en la Argentina y permitieron que hoy haya una fuerza política capaz de disputar al peronismo. Bien por los que estuvieron en Cambiemos, bien por Macri, bien por Lilita, por Horacio, por el radicalismo, bien por todos. Sin ese intento hoy no podríamos ser alternativa en Argentina.