El próximo fin de semana no se jugará la fecha de la B Nacional. Después de dos meses de tensión entre los dirigentes de los clubes de la B Nacional y el Comité de Regularización que maneja la AFA, la situación decantó en que los equipos vayan al paro y se nieguen a jugar la 6ª fecha. Los motivos son económicos: a los clubes les deben varias cuotas del Fútbol Para Todos y ya no pueden costear los aumentos en los operativos policiales y los traslados, entre otras cosas. “Creemos que esto no da para más. No estamos logrando que la comisión regularizadora nos reciba. El problema no se puede parear más para adelante. El problema es hoy”, anunció a la prensa Daniel Ferreiro, vicepresidente de Chicago y presidente de la mesa de la B Nacional.

Por ahora, el paro sólo es de la segunda categoría del fútbol argentino. Si bien los dirigentes de las otras categorías de ascenso se mantienen unidos y atraviesan los mismos problemas, no le dan los tiempos para no jugar este fin de semana. De no haber una propuesta conciliadora de parte del Comité de Regularización, las otras categorías se podrían sumar a la medida de protesta para el primer fin de semana de octubre. Y en la reunión que tuvieron los capitantes de Primera División antes de que arranque este torneo, habían consensuado que si los planteles de la B Nacional iban al paro la Primera se solidarizaría.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer:

> Daniel Ferreiro: “El Ascenso es la última trinchera del fútbol”