La Justicia tucumana condenó a 6 años y 6 meses de cárcel a Emanuel Díaz Pinto, exdirector técnico de fútbol femenino del Club Central Norte por el abuso sexual de una jugadora ocurrido en enero de 2021.

La condena fue resuelta por la jueza tucumana Fanny Siriani quien también ordenó, a pedido de la querella representada por Jimena Gómez Roselló, medidas de reparación a favor de la víctima a cargo de la Secretaría de la Mujer, Género y Diversidad de la provincia. También que se conforme una mesa de diálogo a cargo del Observatorio de la Mujer e integrada por la dirigencia del club.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La mesa estará “destinada a modificar los patrones culturales y fomentar el trato igualitaria entre varones y mujeres hacia el interior del club, en dónde se implementarán los reglamentos vigentes de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) para prevenir las violencias de género”, indica el fallo.

Foto: Gentileza – La Nota Tucumán

“Esperábamos una condena, es importante aclarar eso, más allá de la pena, porque es importante que quede reconocido el hecho”, expresó a Tiempo Argentino, la abogada querellante Jimena Gómez Roselló. “Es un esfuerzo importante que quede demostrado el hecho y que se pudo condenar. A su vez, las medidas que tomó la jueza, a nuestro pedido, tiene una gran importancia para modificar las prácticas culturas y las prácticas internas del club”, agregó la abogada.

“Esto no sólo pasa en el club Central Norte. Hemos podido ver que normalmente en los lugares de dirección de equipos siempre hay varones, no hay perspectiva de género, los cargos directivos de los clubes están ocupados casi en su totalidad si no en su totalidad por varones. No hay una inclusión de una perspectiva ni femenina ni de género. Por eso nos parece importante, que empiece a cambiar y se empiecen a implementar lineamientos de las cuestiones de género”.

Buscar justicia

De acuerdo a la investigación, los hechos ocurrieron el 31 de enero de 2021 cuando después de un torneo las jugadoras junto a otros jugadores del club fueron a la casa de uno de ellos a festejar. Allí fue donde Díaz Pinto abusó sexualmente de la joven denunciante.

Durante el debate, que comenzó el 27 de julio pasado, “se presentaron como pruebas pericias físicas y psicológicas realizadas a la víctima y declaraciones de testigos que asistían al Club, algunas de ellas realizadas en cámara Gesell”, explicó la abogada Gómez Rosselló.

“Las pericias de las pruebas que la propia denunciante arroja son muy contundentes desde su relato, además de los análisis técnicos de su relato. Pero también fueron importantes las declaraciones testimoniales de las personas cercanas a ella, de personas que aportaron detalles del día del hecho. La prueba fue muy distinta y muy complementaria entre sí, eso fue determinante para la resolución final”, opinó la abogada.

Foto: Facebook Jugadoras organizadas

Gómez Roselló expresó también que a pesar de lo revictimizante que tienen los procesos judiciales cuando se trata de abusos sexuales, que exista una respuesta judicial y una condena efectiva ayuda a comenzar reparar el daño causado a la víctima. “Porque hay una discusión importante que empieza a reconstituirse cuando hay una respuesta judicial, cuando hay un trabajo sobre el hecho. Entonces, es propio de este tipo de proceso judiciales en cualquier víctima atravesar por situaciones desagradables, pero aún así muchas víctimas eligen hacer la denuncia y continuar el proceso para buscar justicia, lo cual es muy valorable y de mucha valentía”.

La abogada llegó al caso a través de amigas y amigos que tenían vínculo con el fútbol. “Soy abogada y soy feminista. Ejerzo la abogacía desde ese lugar y siempre que haya un entramado institucional de desigualdad, de poder o deportivo desde cualquier ámbito es algo que me convoca”, dijo.

Respecto de la víctima afirmó: “Está muy emocionada, sobre todo porque exista un resultado después de tanto esfuerzo y desgaste. Y porque implica comenzar a cerrar una etapa, falta la condena firme, pero esta es una primera batalla”.

La lucha colectiva

La denuncia realizada en febrero de 2021 puso en estado de alerta a las jugadoras de diferentes clubes. Así fue como este camino que atravesó la víctima lo hizo acompañada de muchas otras mujeres.

“Este colectivo de apoyo que se armó fue muy importante para la denunciante. No se refleja puntualmente en las resoluciones judiciales. Conocemos muchos casos públicos y la resolución no es favorable. Más allá de lo mediático lo que se hace desde la militancia sirve para lo institucional, para visibilizar en los ambientes deportivos que hay cosas que tienen que empezar a cambiar, que los lugares de dirigencia deberían empezar a ser ocupados por mujeres. Para eso es muy importante y para contextualizar en donde ocurren estas cosas y por qué”, analiza la abogada Gómez Roselló.

Durante las jornadas del juicio, la víctima estuvo acompañada por la colectiva Jugadoras Organizadas, que está constituida por comisiones de diferentes clubes futbolísticos de Tucumán. –“La organización surge por el caso particular de esta compañera que fue abusada por el ex DT de Central Norte, a partir de ese episodio, nosotras nos juntamos”, cuenta Rocío Manzanares exjugadora de fútbol y una de las impulsoras del futsal femenino en Tucumán (donde la disciplina existe hace tan solo 10 años)

Manzanares también integran la Casa de las Mujeres Norma Nassif por eso, fue consultada apenas se supo de la denuncia. “Cuando me llamaron nos pusimos en acción para impulsar un movimiento que sea pura y exclusivamente de las jugadoras de fútbol. Sabemos que estas situaciones pasan bastante más a menudo de lo que creemos y de que lo que sabemos. La importancia de esta organización es que pudo acompañar a esta compañera, que no la dejó sola nunca y estuvo también acompañándola en la sentencia”, cuenta Rocío.

Para la jugadora hubo cambios en el ambiente, pero fueron escasos.Hoy hay más chicas practicando fútbol en sus distintas modalidades, dejó de ser esta cosa sólo de hombres y no sólo para las chicas con perfil deportistas. Hoy el fútbol está abierto para todas las chicas que simplemente tengan la intención de divertirse y practicar un deporte nuevo. Las mujeres arrancamos de grande, no lo hacemos desde chiquita, y hoy los clubes exigen las formativas para avanzar dentro de los torneos. Eso sí se está multiplicando y es una gran noticia”, destaca. “

Pero no deja de haber un dominio de hombres en lo gerencial y lo directivo: muchos técnicos varones dirigiendo a las chicas. Hoy que somos más mujeres en este deporte sería interesante poner el ojo en eso”, destaca. “Sería bueno que más mujeres dirijan y que la disciplina sea íntegramente de mujeres. En futsal tenemos a Belén Ronanduano que es una de las referentes en relación de dirigir y organizar torneos. Hoy tenemos que poner el ojo en eso para amplificar el rol de la mujer en el deporte y el fútbol en particular”.

El testimonio de la víctima abrió la puerta para algunos otros y las destinatarias fueron las mujeres de Jugadoras Organizadas. “Hemos tenido algunos testimonios no solo sobre abusos sexuales sino también de violencia. Tenemos compañeras que nos han contado lo violento que han sido otros técnicos con ellas, aprovechando el rol de dirigir. Por eso este caso es interesante porque esto sienta un precedente para que otras chicas puedan denunciar ya sea un caso de violencia o un caso de abuso. Esta organización surgió un poco para eso, para que esas chicas sepan que no nos callamos más”

En ese sentido, Manzanares destaca que la condena a Díaz visibiliza esta violencia. “Para la víctima es duro y difícil, pero el resultado es una medida ejemplar que sienta precedente. Sabemos que es difícil, que los casos existen y que las víctimas que puedan denunciar lo hagan sabiendo que tienen el apoyo de compañeras organizadas y de un sistema judicial que genera una sentencia conforme a la situación”.

A pesar de haber jugado durante muchos años, Rocío no había conocido este tipo de situaciones antes, lo cual, afirma no significa que no hayan sucedido. “Esto fue un detonante. Así comenzaron a aparecer casos y esperamos que las chicas se animen a denunciar. La organización está para apoyar, acompañar a las víctimas, van a ser juzgadas, apoyadas y que la víctima pueda continuar con la denuncia».

Foto: Gentileza – La Nota Tucumán