El precandidato a diputado nacional bonaerense, Florencio Randazzo, llega a las PASO con el objetivo de convertirse en la tercera fuerza a nivel provincial, un lugar por el que compite con “Avanza Libertad” y la izquierda.

A lo largo de la campaña, el ex ministro del Interior buscó instalar a su alianza “Vamos con vos” como la alternativa para “salir de la grieta” entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. “El gran negocio de la grieta es una calamidad para la gente, nos tiene atrapados, pero podemos empezar a salir de ella”, dijo en el cierre de su actividad proselitista.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Acompañado por la empresaria Carolina Castro en la boleta, Randazzo recorrió los medios y los municipios bonaerenses en este mes con duras críticas al gobierno de Alberto Fernández y, en especial, a la vicepresidenta Cristina Kirchner. También cuestionó al expresidente Mauricio Macri y al candidato de su espacio, Diego Santilli. Propuso una nueva ley laboral, un nuevo régimen de promoción de exportaciones y la declaración de la educación como servicio esencial.

Sin embargo, la marca registrada de su campaña no fueron las propuestas ni sus declaraciones sino los insólitos spots que lanzó para intentar captar el voto bajo el slogan “Florencio hace bien”. En el primero, recreó un supuesto diálogo con la expresidenta, en 2015, cuando declinó ser el candidato a gobernador en la Provincia, enojado por la imposibilidad de competir en internas con Daniel Scioli, quien terminó siendo el candidato presidencial del oficialismo. En la conversación, la imitadora de CFK lo insultaba por no aceptar la oferta.

Otro de los spots que no pasó desapercibido fue el que grabó con Gladys, su mamá. En el video, la mujer le pedía que le explicara a “este pueblo de pelotudos” por qué debían votarlo a él y no a sus rivales. “¿Qué? ¿Cristina sola puede putear y tu madre no? Yo sé lo que sos y la gente también. Esta vez sos la primera opción, no sos la tercera ni la segunda”, le decía la señora.

En el tramo final de la campaña, hubo otros cortos también polémicos creados por el publicista Ramiro Agulla. En el último, una mujer le confiesa a un cura en el confesionario de la Iglesia que le gusta “otro hombre”, en referencia a Randazzo, y que lo va a votar. “Si la grieta no te deja votarlo, podés votarlo en secreto”, reza la frase del final. «