La renuncia a la presidencia del bloque del Frente de Todos del diputado nacional Máximo Kirchner generó, además de una posible fractura interna del oficialismo, repercusiones a favor y en contra de manera inmediata en las redes sociales.

Uno de los primeros en dejar clara su postura fue el abogado laboralista y exdiputado nacional peronista, Héctor Recalde, quien indicó: “Mi más profunda satisfacción por las manifestaciones del compañero Máximo Kirchner por sus coherentes declaraciones respecto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el exdiputado radical mendocino, Luis Petri, expresó: “Renuncia a la Presidencia del Bloque del Frente de Todos Máximo Kirchner, transparentando que nunca quisieron acordar con el FMI y que buscaban que el país transitara el desfiladero del default, aislándolo y generando más pobreza y desempleo empapelado con emisión. Ese era Plan”.

“Máximo Kirchner acaba de mostrar la fractura expuesta del FdT que vengo advirtiendo hace dos años. No tienen un programa común y solo se unieron para conquistar el poder. Esta falta de coincidencias, no han hecho más que generar incertidumbre desde que están en el gobierno”, agregó otro mendocino, el senador nacional de Juntos, Alfredo Cornejo.

El legislador porteño del PO, Gabriel Solano, advirtió por su parte que “la renuncia de Máximo Kirchner retrata la impotencia y la impostura del kirchnerismo. Por eso no hace nada. Renuncia a enfrentar el pacto con el FMI. Eso lo hará la izquierda y los trabajadores”.

La ex diputada kirchnerista, Fernanda Vallejos, incondicional de la vicepresidenta, puntualizó: “Sin dejar las convicciones en el despacho de la presidencia del bloque, Máximo renunció al cargo. Con este acto de dignidad, le devuelve la esperanza a millones de argentinos y argentinas que tal vez, empezaban a creer que ya todos los caminos estaban cerrados. Es de un enorme valor”.

En el mismo sentido, se expresaron las y los legisladores Federico Fagioli, Natalia Zaracho, Itaí Hagman, Ofelia Fernández y Lucía Klug, quienes firmaron un comunicado en el cual respaldaron la decisión de Kirchner: «Compartimos sus observaciones críticas y preocupación sobre el entendimiento alcanzado con el FMI, que hacemos nuestras. Y agregamos que la discusión sobre la forma en que se cumplirán las metas pactadas y, fundamentalmente, sobre quienes recaerá el esfuerzo para pagar esta deuda, deberán ser temas centrales de la agenda de nuestro gobierno».

El exministro de Defensa Agustín Rossi afirmó que Máximo Kirchner «es un compañero al que todos» en el oficialismo sienten como alguien «muy cercano», con lo cual lamentó su renuncia a la presidencia del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos (FdT), y consideró que el entendimiento alcanzado con el Fondo Monetario Internacional «era lo posible y es bastante razonable».

«Uno lamenta este hecho porque Máximo (Kirchner) es un compañero que todos queremos, al que todos sentimos muy cerca. Los motivos de la renuncia están expuestos en una carta. La presidencia del bloque es un lugar muy sensible que debe ser ocupado por alguien totalmente convencido de las iniciativas del Poder Ejecutivo», evaluó Rossi en declaraciones a FM La Patriada.

El secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros, Fernando «Chino» Navarro, afirmó que la renuncia de Máximo Kirchner a la titularidad del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos (FdT) «fue inesperada», aunque aclaró que «respeta» la decisión tomada por el legislador.

«Si no está conforme con el núcleo del acuerdo que alcanzó el Presidente (Alberto Fernández) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) está bien que dé un paso al costado», sostuvo Navarro en declaraciones a la FM Urbana Play.