Los principales referentes del radicalismo se reunieron el viernes en Santa Fe para intentar ordenar las distintas tensiones internas, sobre todo impulsar la reunificación del bloque de la Cámara de Diputados, pero también para dar un mensaje de fortaleza en medio de las pujas con el PRO por los distintos espacios de poder en la coalición opositora, de cara a las elecciones de 2023.
El encuentro fue convocado por Gerardo Morales como titular del Comité Nacional del partido, y también en su rol de candidato presidencial para las elecciones del año próximo.

Si bien uno de los objetivos era la unificación de la bancada, dividida tras el alejamiento del sector que responde a Martín Lousteau, Evolución, el encuentro apenas permitió una foto de unidad y promesas de una agenda compartida.
«Tenemos que tener una agenda federal y un proyecto de abajo hacia arriba. El próximo presidente va a ser un radical. Somos un partido de gestión. Que no nos corran con que no sabemos gobernar. Tengan confianza en ustedes», les dijo enfático Morales a los representantes partidarios reunidos en el salón Madero Norte, ubicado en el Dique 1 del puerto de Santa Fe.
A modo de conclusión del encuentro, Morales evaluó que «el radicalismo se fortalece» y que desde el partido centenario van a buscar «defender una agenda federal que construya con otras fuerzas una propuesta seria para la Argentina», según publicó en su cuenta de Twitter.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A nivel interno del radicalismo, el gobernador de Jujuy logró también que del encuentro en Santa Fe –que juntó a la conducción del partido con los distintos legisladores nacionales del espacio– participaran los legisladores de Evolución.
Evolución es el sector de la UCR vinculado a Martín Lousteau y que a fines del año pasado protagonizó el quiebre del bloque de Diputados del radicalismo, cuando 12 legisladores abandonaron el bloque mayoritario, presidido por Mario Negri, y formaron un grupo aparte, conducidos por otro cordobés: Rodrigo de Loredo.

La cumbre santafesina también sirvió para que el radicalismo debatiera la cuestión del Consejo de la Magistratura.

En un fallo, la Corte Suprema de Justicia ordenó cambios en la composición del organismo de selección y remoción de jueces, y Juntos por el Cambio ya anunció que presentará un proyecto unificado en el Congreso cuando se trate el tema.

El grupo de la UCR que participa en la redacción del proyecto está integrado por Ricardo Gil Lavedra, exministro de Justicia; Mario Negri y Alfredo Cornejo.

La cuestión económica también formó parte del cónclave radical, con la presencia de los economistas Eduardo Levy Yeyati y Javier González Fraga, quien fuera titular del Banco Nación durante la presidencia de Mauricio Macri.  «