Marcelo Tinelli dejó de ser el Rey Midas de la televisión argentina. No sólo está perdiendo en la competencia directa con Telefe y por robo. Transita su peor año al aire y, el último lunes el rating de ShowMatch llegó a un piso de dos puntos. Lejísimos de los 15 puntos que mantendrían en la línea de flotación al programa, el ciclo naufraga muy cerca de los 8 de promedio y se acerca peligrosamente a la inviabilidad. Los envíos de Guido Kaczka y Darío Barassi –también de El Trece–alcanzan o superan esa audiencia o más con una inversión infinitamente menor.

Había señales en la atmósfera televisiva que anunciaban un año difícil para Tinelli. El regular rendimiento del Cantando 2020 –al que sin embargo le iba mejor que al mismísimo Tinelli y le aguantó con dignidad la competencia a la primera temporada de MasterChef Celebrity–, cierto agotamiento de la teleconflicto, un Tinelli desgastado por sus participaciones no del todo claras en la política y el fútbol y una TV abierta que está perdiendo espectadores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero ni las estimaciones más pesimistas auguraban esta debacle. Otra prueba de ello es la escasa o moderada repercusión que tuvieron los groseros errores de guion que tuvo esta temporada de Showmatch-La Academia. Cuando el rating baja todo vale menos y los errores también. La utilización de una imagen de Ana Frank para ilustrar la canción “Yo no soy esa mujer que no sale de casa”. Como dice Serrat: “Todo infortunio esconde alguna ventaja”.

Tinelli había perdido otras veces: cuando todavía estaba en Telefe con algunas de las tiras más rendidoras de Polka, como por ejemplo Son amores. Cuando tuvo su año de transición en Canal 9, y también en El Trece, contra productos puntuales de Telefe, como Montecristo, Gran Hermano o Graduados. Pero si perdía, lo hacía por un margen exiguo. Los números del ShowMatch 2021 hacen peligrar el modelo de negocios del ciclo y producen turbulencias cada vez más estridentes en el canal de Constitución. Hoy la competencia  no solo que le gana en rating: ¡lo triplica!

“El dolor de ya no ser” es el costado más doloroso para Tinelli. No se trata sólo de un mal año. Lo más dramático es que los tiempos de hegemonía parecen haber quedado muy atrás. Todos los grandes de la televisión sufrieron momentos difíciles y hasta vieron quedar en el pasado sus mejores momentos. Les pasó a Sofovich, Romay, Migré e incluso a Mirtha Legrand y Susana Giménez. El tiempo dirá si Tinelli logra reinventarse o deberá aceptar un status mucho más terrenal.