Balas de goma, represión y descontrol en el velatorio de Maradona

Una marea de gente esperaba entrar a la Rosada. La Policía los desalojó con violencia. Retiraron el cajón del Salón de los Pueblos Originarios.

26 de noviembre de 2020

Luego de que se cortara el ingreso principal a la Plaza de Mayo, a la altura de la Avenida 9 de Julio, la Policía de la Ciudad desató una violenta represión contra las personas que esperaban desde hacía varias horas despedir a Diego Maradona. La tensión fue creciendo y también se trasladó a Casa Rosada. Todo se descontroló cuando ya no dejaban pasar a la gente en la entrada de Casa de Gobierno. La gente saltó las rejas y llegó incluso hasta el patio de las Palmeras para refugiarse de los gases y los palos. 

Al féretro de Diego Maradona lo retiraron del hall central y lo movieron hasta el Salón de los Pueblos Originarios, ubicado a unos 30 metros, donde se lo mantuvo bajo llave junto a la familia, a salvo de los desbordes. A la vez, la Casa Rosada fue blindada en su perímetro por un cordón policial y un fuerte retén del cuerpo de Infantería por la entrada principal de Balcarce 50.

Unos minutos antes, la avenida 9 de Julio había sido otra zona de conflicto cuando la policía arremetió con balas de goma y gases lacrimógenos, según consigna este video del comunicador Javier Nuñez, prensa de Barrios de Pie. Varias unidades policiales en motos y camiones hidrantes se sumaron para dispersar a la gente que se había juntado en esa intersección para ingresar a la fila con destino a la Casa Rosada.

Ante el accionar policial, hubo corridas para el sur de la ciudad, para el norte y también hacia el Congreso de la Nación. Luego de varios minutos de tensión, la Policía volvió a formar el cordón para impedir el ingreso del público al velatorio de Maradona.

A unas horas para el final del velatorio, la fila de gente se extendía hasta la altura de Constitución, a casi cinco kilómetros de la Casa Rosada.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual